Perros y Niñ@s ¿Cómo hacer que se gusten?

diciembre 15, 2015
  • Perros y niñ@s ¿Cómo hacer que se gusten?

    Escrito por Alicia González, estudiante de Veterinaria de la UCM.
  • Planteemos una situación: tengo un hijo o una hija, y me gustaría adoptar un perrito para que tenga un compañero.

    Quizá se ajuste más otra: tengo un perro y estoy esperando un hijo o una hija. En cualquier caso de los miles que se nos puedan ocurrir el problema es el mismo: ¿Se gustarán? ¿Y si mi perro rechaza la compañía de mi niño/a? Es un miedo muy común entre los papás y mamás que buscan a toda costa el bienestar de su pequeño; por eso los trasgus queremos ayudar y ¡conocemos la respuesta!

    Obviamente, no todo son verdades absolutas. Caben perros que sean más “ariscos” con los pequeños de la familia, y también otros que desde el primer momento establecerá un vínculo irrompible niño-perro. Para ello hay que tener en cuenta que la raza puede ser decisiva a la hora de adoptar a nuestra futura mascota, ya que el carácter muchas veces viene ligado a la misma.

    Sin embargo, siempre será recomendable ir al establecimiento donde recogeremos al peludito y hacer una toma de contacto con él (o ella, ya que a veces son las hembras las que serán más maternales y protectoras con nuestro retoño), para conocer su personalidad y forma de actuar con nuestra hija o hijo. Es importante que en el lugar de recogida permitan la interacción con el perro si se requiere, ya que esto es el primer paso para elegir al mejor compañero posible.

    El carácter del perro va muy ligado a su raza, por ello hay que tenerla en cuenta a la hora de adoptar a nuestra futura mascota

  • Pasos a seguir

    una vez tenemos al perrito en casa

  • 1. Paciencia:

    Los animales tienen una percepción del tiempo muy distinta a la nuestra, por lo que requieren para cualquier situación que nos armemos con dos sacos bien grandes de paciencia. Por ello, la introducción progresiva de nuevos elementos en su vida será la mejor opción. Para nuestro caso: períodos cortos al principio que se hagan cada vez más largos de estancia con nuestro bebé o nuestra hija o hijo. ¡Hay que darles tiempo de que se adapten y se conozcan!

  • Es recomendable ir al establecimiento donde recogeremos a nuestra futura mascota y hacer una toma de contacto, para conocer su personalidad y forma de actuar con nuestra hija o hijo.

    Child with Labrador retriever puppy

  • 2. Todo alegría:

    La mejor manera de que el perro quiera estar y pasar tiempo con nosotros será que asocie esta relación con algo bueno.

    Para conseguir esta asociación, tendremos que esforzarnos en que cuando estemos reunidos todos (nosotros, nuestros/as hijos/as y el peludito) el perro sea uno de los reyes de la casa; debe recibir atención, juegos, o incluso premios (¡¡pero sin pasarnos de comida!!). De esta manera, junto con que no reciba tanta alegría cuando no estén los niños presentes, el perro los asociará con un momento bueno y familiar, y estará más dispuesto e incluso expectante.

    3. Dejarlos rodar:

    Una vez hemos comprobado que nuestro perro acepta a los peques, lo mejor será dejar que la magia haga su efecto, que sean ellos los que se conozcan y aprendan a quererse.

  • Si seguimos estos pasos, es muy probable que consigamos establecer una verdadera amistad, que significará un mundo para el humanito o humanita que la experimente. Estos pasos son aplicables a otros animales, aunque quizá sea el perro el más efectivo en este tema. Sin embargo, todos los animales tienen una sensibilidad para los más pequeños que no entiende de especies, así que cualquier animal puede constituir la mascota perfecta para nuestro niño según su personalidad. En caso de duda, ¡pregunten a los trasgus!

    ¡Un trasgu-saludo!

    Alicia González, estudiante de Veterinaria de la UCM.

¿CÓMO ABORDAR LOS MIEDOS INFANTILES?Manualidades Navideñas