Ventajas de tener mascota.

octubre 20, 2015
  • ¿Por qué SÍ a una mascota para mi hijo/a?

    Escrito por Alicia González, estudiante de Veterinaria de la UCM.
  • Todo niño o niña alguna vez en su vida llega con el “Papi, quiero un perrito” o “Mamá, quiero que los Reyes Magos me traigan un gato”, o con la mascota incluida como el regalo más deseado por Navidad. En este momento, nos planteamos si dar el gusto a nuestro pequeño, ¿merecerá la pena? Desde aquí, repasamos las ventajas de la relación desde pequeños con los animales, que van más allá de la diversión.

    Antes que nada, se debe tener en cuenta que no todos los animales se ajustan a todas las personalidades, por lo que debemos ser cuidadosos a la hora de elegir el compañero más adecuado para nuestro hijo.

    Siempre debemos apoyar una tenencia responsable;

    ¡nos beneficia a todos!

    • ¡Compañía!

      La primera ventaja clara es la compañía que supone el poseer una mascota, un compañero de juegos y mucho más: potencia las habilidades motrices del niño, y supone un soporte para su desarrollo psicológico y físico. Por ejemplo: ¿tu hijo tiene problemas al aprender a leer?, si lee a su mascota, se sentirá más tranquilo y predispuesto, por lo que puede ser una herramienta muy útil si somos creativos.

    • Más resistencia

      Con respaldo en numerosos estudios científicos, se sabe con certeza que los niños que conviven con mascotas en su día a día tienen menor predisposición a desarrollar alergias y enfermedades respiratorias, ya que se vuelven resistentes a numerosos elementos que de otra manera podrían resultar dañinos. Esta resistencia se extiende también a una menor proporción de días de enfermedad al año, es decir, ¡caerá menos veces enfermo! Por tanto, un animal es un importante refuerzo inmunológico para el niño.

    • Sociabilidad y conciencia

      No todo son juegos para nuestro animalito, ni tampoco para nuestro hijo o hija. La convivencia con un animal juega un papel importantísimo en esto: de la relación con la mascota el niño aprende valores como es la amistad, el cariño o el amor, que luego reproducirá con otros niños. También, por otra parte, se desarrollan los conceptos de propiedad, intimidad, y responsabilidad; el niño tendrá que ser consciente de que su amiguito no es un peluche, es un ser vivo al que hay que cuidar adecuadamente, y que tiene su espacio propio. Por último, y como más importante, los niños con mascotas han demostrado ser, en proporción, más respetuosos con personas y animales.

  • Las ventajas son interminables, aquí hemos expuesto las más importantes para nuestros pequeños humanitos.

    Ya sea un gato, un perro, un hámster u otro animal, siempre es recomendable consultar a un veterinario la mejor opción para cada familia, además de ser conscientes de los sacrificios que suponen tanto por las revisiones veterinarias necesarias como por las restricciones legales de tenencia de animales según las condiciones de vivienda de cada familia.

  • Siempre es aconsejable también valorar las opciones de adopción antes que de compra, estas son más amplias de lo que cabe pensar.

    Ante cualquier duda, informarse siempre es la mejor opción. Nosotros estaremos encantados de ayudar en la medida de lo posible. ¡Un trasgu-saludo!

    Alicia González, estudiante de Veterinaria de la UCM.